Diego Vasallo Biografía Biografía

En los tiempos que corren en el mundo de la música, un disco como este nuevo de Diego Vasallo parece algo absolutamente marciano. Aquí no hay nada de eso del regatón, ni pop prefabricado, ni aires supuestamente callejeros por lo del aflamencado, ni tan siquiera rock, ni del contagioso ni del vulgar. Vamos, nada de tendencias dominantes.
Este disco no tiene nada que ver con nada de lo que suena en el panorama musical español actual. Pero esa es una de sus principales virtudes.

Diego Vasallo, con su amplia y reconocida trayectoria en Duncan Dhu, sus osadías atemporales en Cabaret Pop y desde hace tiempo sus discos en solitario va a contracorriente. Tal y como va esto de la música últimamente parece que cada vez mas a contracorriente. Debe ser el precio involuntario de las obras personales.

Este disco destapa las esencias de la desnudez sentimental. De crónicas que muestran al artista frente a los sentimientos dispuesto a traducirlos en glosas musicadas con una ternura a veces inhóspita y, en otras ocasiones, seductora.
Cuenta de nuevo Diego Vasallo con Suso Saiz en el rol de productor. Juntos ya ha hecho canciones preciosistas, obras con notable fibra de emoción como el disco libro de poemas y pinturas Cuaderno de pétalos de elefante. También tiene Los abismos cotidianos colaboraciones estelares, como la de Leonor Watling (Marlango) o Christina Rosenvinge, ambas en el papel de ecos susurrantes en canciones bellísimas. Canciones propias y algunas pocas versiones.

Un álbum especial para enaltecer la creencia en la complicidad, extraña e intangible, de un artistas que cuenta cosas y quienes asistimos al mágico espectáculo cotidiano de la música con mayúsculas o como queramos adjetivar la que prima la creatividad a lo comercial.
Fuente: diegovasallo.info/
This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Closing this message or scrolling the page you will allow us to use it. Learn more